Entrantes



     Estos son unos entremeses que podéis disfrutar con una buena cerveza o un buen vino.
    Como ya veis, estos entremeses se componen de un plato de queso, otro de fuet y el último es un paté de roquefort que yo hago. No tiene mucha historia, no es complicado de hacer con un paquete de roquefort. Lo echáis en un bol pequeño y le añadís mantequilla al gusto, según lo fuerte que lo queráis. Y así tenéis un paté que en más de una ocasión os puede sacar de algún apuro. ¡¡¡Hala, intentadlo y a disfrutar!!!

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Te acostarías conmigo? y ¡Fuiste tú!

Entrevista a Elisabet Benavent

Entrevista a Gema Tacón